Discurso Ana Pastora Agudelo y Yolín Molina, Coordinadoras ABC Norte 2017-2018

Buenas noches

Buenas noches: Dr. Rafael Echeverría, presidente fundador de Newfield Consulting; Lic. Alicia Pizarro, directora de la ECORE,(Escuela de Coaching Ontológico de Rafael Echeverría), equipo de coaches titulares de la red, alumnos graduandos de la generación 53 del ABC, querido público asistente.

En primer lugar quiero decirles que estas palabras tienen el sonido de dos voces: la de Yolin Molina, con quien comparto la coordinación y la mía. Pero además hoy tenemos la vocería de la Ecore, Escuela de la que Ustedes hacen parte desde hace 10 meses.

El 11 de mayo de 2017, el primer día de la primera conferencia, cuando todos entraron en sala y tomaron sus sillas, podíamos sentir el murmullo de sus conversaciones privadas; mentes llenas de inquietudes y dudas, infinitas preguntas que acompañaban la incertidumbre de un camino que apenas comenzaba.

Hoy, diez meses después, y luego de haber puesto en movimiento sus vidas a diferentes revoluciones, estamos aquí para concluir el primer ciclo de este aprendizaje, hacer una pausa y mirar la dimensión de la transformación que Ustedes han tenido en sus vidas.

Es posible que en este trayecto hayan pasado relevantes cambios en sus vidas. Tal vez, hayan visto de frente algunos de sus propios miedos y hayan descubierto con asombro algunos densos territorios de su existencia.

Es posible que ya adviertan las voces de aquellos personajes que se esconden en los lugares más oscuros y también más luminosos de su propia alma.

Sabemos que para algunos el camino de mirarse a sí mismos ha sido intenso, para otros, un ligero asomo a sus experiencias. Sea cual sea el camino elegido, hoy, en esta ceremonia estamos juntos para celebrar los aprendizajes obtenidos en la práctica del coaching desde la inmersión que han hecho en la ontología del lenguaje, discurso que inspira esta práctica, entre otras prácticas.

Tal como los inspiró Alicia al comienzo del Programa, cada uno de Ustedes tiró su piedra tan lejos como quiso; con la fuerza y el amor con que fueron tejiendo este trabajo a lo largo de estos meses.

Hoy para Ustedes comienza el camino de ser un coach certificado por Newfield Consulting, sello que imprime una gran responsabilidad y valentía. Y sabemos que estamos graduando a “coaches principiantes”, quienes con la práctica irán progresivamente ganando profundidad en un oficio que es inseparable de la ética.

Desde el lugar que Usted ocupe en la sociedad —gerente, emprendedor, colaborador de una corporación, miembro de una red social, y miles de posibilidades más—, sus decisiones y actuaciones tienen ahora la impronta de la ontología para desplegar el potencial transformador en sus vidas.

Y son precisamente estas transformaciones, y los resultados que algunos alumnos logran alcanzar luego del ABC, lo que mueve e inspira a la Ecore a ser una escuela en constante aprendizaje y movimiento. Una escuela en permanente revisión para que esta experiencia de aprendizaje sea única e irrepetible en sus vidas.

En la Ecore estamos buscando mejorar los estándares con el rigor y también con el amor de cuidar a nuestros alumnos para que vivan un aprendizaje con el poder de la autonomía.

Como Escuela sabemos que, esta tarea nos trae, todos los días, nuevos desafíos para armar lo que funciona y desarmar con liviandad lo que no funciona. Estamos en permanente movimiento.

Pensamos y sentimos que desde la Ecore estamos sembrando semillas en personas que como Ustedes puedan devenir en seres humanos evolucionados para actuar con la urgencia que la humanidad exige para aprender a convivir en la diversidad y la diferencia. Le apostamos a la posibilidad de construir un futuro con más sentido y esperanza para todos.

Esta es una Escuela donde diseñamos y rediseñamos cada año según las experiencias vividas: El perfil cambia, los estándares se modifican, pero queda intacto el amor incondicional, la ética, el respeto y el compromiso frente a nuestros alumnos.

Tal como lo expresó Alicia Pizarro, en uno de sus más recientes escritos: “aprender significa incorporar nuevas capacidades de acción que nos permiten intervenir en el mundo para lograr resultados diferentes”.

Ustedes se llevan de esta Escuela muchas distinciones que tienen un sentido particular: el observador que somos y que nos hemos constituido, la capacidad para leer las señales emocionales y corporales de las redes conversacionales donde operamos y mirar la posibilidad de abrazar el mundo desde la confianza.

Todo esto y mucho más queremos que se lleven empacados en sus corazones y en su manera de asumir la vida. Esa capacidad de soltar antiguas habitualidades y asumir la responsabilidad de que nadie más que Ustedes mismos pueden hacerse cargo de las dificultades y de sus propios aciertos y desaciertos.

También queremos hacer énfasis en la responsabilidad que implica ser un coach ontológico. Cómo dice el Doctor Rafael Echeverría: “el discurso de la ontología del lenguaje no sólo conduce a la práctica del coaching ontológico. “Gracias a él podemos también llegar a ser mejores médicos, mejores, vendedores, políticos, mejores gerentes…”,

Y esto esperamos de los alumnos que pasan por nuestra Escuela: que además de nutrir e iluminar esta propuesta con sus acciones, logren resultados satisfactorios para vivir una vida más plena y satisfactoria.

Ser coach desde el lugar y rol que cada uno ocupe en la sociedad, significa no dejar de mirarnos como seres en permanente devenir. Con la valentía de seguir mirándose a Ustedes mismos, con la humildad y la calidez de saber reconstruir sus relaciones cuando se requiera… y con el poder de saber contagiar una emocionalidad positiva a sus equipos para convertirlos en equipos de alto desempeño, entre muchas otras posibilidades.

Ser coach ontológicos nos conecta con los resultados y la posibilidad de que gracias a nuestras palabras, silencios, la conexión emocional y la escucha hacia el otro, la vida de otros puedan transformarse.

A todos Ustedes queremos decirles que esta Escuela la estamos construyendo todos: nuestros maestros, nosotros los coach y Ustedes… quienes hacen posible que este maravilloso viaje sea posible. Contamos con todos Ustedes para seguir convirtiendo esta Escuela en un espacio poderoso de aprendizaje. Contamos con Ustedes para que esta Escuela trascienda y que podemos ir aún más lejos en este camino de profundizar en la ontología del lenguaje y en la práctica del coaching.

Los invito a que sigan irradiando, contagiando el poder y el valor de reinventarse y seguir construyendo ese Ser que ambicionan ser.

Y, por ultimo, y no menos importante, quiero agradecer a este equipo de coaches quienes con tanto amor facilitan el fluir de la transformación.

Gracias Rafael y Alicia por enseñarnos el sentido y la profundidad en el aprendizaje.

Y a Ustedes, Felicitaciones por sus resultados, y les deseamos que ahora disfruten con ganas este momento de celebración.

Los esperamos a todos en el Avanzado para seguir esta interesante travesía juntos.

Feliz Noche para todos.

Ana Pastora Agudelo y Yolin Molina

Equipo Eureka

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *