Site Loader

Tengo el honor de dirigir las palabras que celebran el advenimiento de esta nueva generación de coaches ontológicos para el Mundo. Se me ha encomendado la no menor tarea de sintetizar en algunas líneas un mensaje que pretende estar a la altura del logro que el día de hoy todos ustedes, queridos colegas, están alcanzando.

Aprendí, gracias al Programa Avanzado de esta escuela, que la forma de darle sentido a nuestro escribir se revela cuando tomamos como objeto de investigación nuestra propia alma. Cuando, como ustedes lo han hecho en estos últimos 10 meses, emprendemos el más valiente viaje hacia nuestro mundo interior. Un viaje que evoca el de aquel héroe de Homero, Ulises, quien camino a su amada Ítaca nos lleva a parajes desolados, a descender de a ratos a nuestro inframundo personal, pero también a puertos llenos de abundancia y sorpresas, a nuevos parajes por descubrir.

“Una vida no indagada no merece ser vivida” nos entregaba Sócrates y nos recuerda Rafael, una vida que se provee de sentido al indagar en sí misma, que reconoce el misterio de lo humano, el insondable camino del Ser, como el sendero justo, el que nos lleva al sentido y nos llena de sentido.

Gnóthi seautón, conócete a ti mismo en su transliteración del griego, es la insignia que estaba grabada en el frontón del famoso Oráculo de Delfos, ese que rendía devoción al Dios Apolo. El autoconocimiento para recorrer mi laberinto personal y luego poder acompañar a otros a recorrer el suyo. Tengo el juicio, seguramente compartido por mis colegas acá presentes, que la medida de la profundidad del proceso personal que cada uno de ustedes ha andado en este recorrido se vincula directamente con la calidad de coaches en los que se han convertido.

Quirón, aquel centauro que formaba parte de las divinidades del Olimpo, nos muestra a modo de arquetipo la imagen del sanador herido que resalta el valor de la vulnerabilidad humana, pues a pesar de ser un dios no podía dejar de padecer sufrimientos y era incapaz de evitarlos. Abandonado por su madre y herido accidentalmente por su amigo Hércules, conoce el dolor y sufrimiento profundos, sabe de heridas del cuerpo y el alma y este hecho le acerca al inagotable mundo interno de los otros, otorgándole la sabiduría que proporciona el conocimiento y la aceptación de los propios pesares. Su vocación sería la de desarrollarse en el arte de la curación, en la ciencia de la medicina y sus remedios. El, como ustedes, es un curador herido.

Así como dioses heridos, pero dioses al fin, en este programa cada uno de ustedes ha tenido la posibilidad de rediseñarse, de rehacerse. De devenir en dioses, poderosos y dueños de su destino.

La pregunta que nos regala Alicia, nuestra maestra, ¿qué hay atrás de?, nos muestra el camino a recorrer. Cada paso que damos hacia atrás, cada paso que abona terreno en el maravilloso camino de la incertidumbre, es a su vez un paso hacia el soltar y el renacer.

Hoy quiero, en nombre de todos quienes acá estamos, reconocer, reivindicar, ensalzar, el aún imperceptible gran paso que esta escuela, que Rafael, han dado para la filosofía. La labor del retorno al Agora, el acto valiente de sacar del claustro académico la reflexión filosófica y devolvérsela al Mundo, a los seres humanos, a quienes pertenece desde siempre. Esta mirada sorprendida, como la que observa el milagro de un nuevo nacimiento, quizás aún no dimensiona del todo el enorme significado que esto representa para el coaching ontológico y para la humanidad. Es una nueva forma de encarnar a Quirón, una manera que sustituye y supera la visión fragmentada que en la mayoría de las aulas hemos recibido sobre lo humano y nuestro vinculo con el mundo natural, nuestro mundo.

Cierro simplemente señalando la enorme responsabilidad que lo anterior implica para nuestra práctica, la responsabilidad del cuidado por la disciplina y la misión de esparcirla y hacerla llegar a cada rincón donde un ser humano requiera una mano llena de amor y compasión.

Gracias Alicia, gracias Rafael, gracias colegas coaches, celebremos la vida!

Equipo Eureka

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Mantente conectado

Inscríbete en nuestro Newsletter

Próximos eventos

X