fbpx
Site Loader

Y de pronto, el mundo de certezas en el que vivía cambió. Y vino una pandemia. Y de pronto tuvimos que dejar de correr y tuvimos que parar: un enemigo invisible y silencioso está atacando a la Humanidad completa. No importa nuestra raza, religión, orientación sexual, rol, clase social. Miro a mis costados con preocupación. Está mi familia, mi equipo, mis amigos, mis colaboradores, mis codirectores. ¿Cómo lograr que comprendan que la única manera de salir de esto es juntos, codo a codo, con y cuidando nuestra gente, cuidándonos nosotros, escuchando con respeto?

Las ideas de uno solo no bastan y seguramente la mejor solución surgirá de escuchar las ideas de todos.

La pandemia del coronavirus pateó el tablero de los paradigmas actuales. De pronto, necesitamos que nuestros empleados puedan trabajar de manera remota, mientras días atrás queríamos tenerlos a todos controlados y dentro de nuestra empresa. Ahora tendremos que soltarlos y crear nuevas formas de gestión que promuevan la motivación, en las cuales se sientan parte y comprometidos con los objetivos de la organización.

Ahora bien, ¿cómo lograr que mi equipo deje todo su potencial en su trabajo?, ¿cómo se puede fomentar la creatividad y la innovación para poder hacernos cargo de tantos cambios?

Comenzamos a comprender que nadie se salva solo. Necesitamos del otro para salir adelante, para combatir el virus, para reorganizarnos, para encontrar nuevos caminos, para acompañarnos.

¿Cómo se hace?

La clave está en crear espacios colaborativos, no competitivos, para que cada integrante de nuestro equipo aporte sus ideas, nuestra organización se fortalezca con estas propuestas, sea más flexible y se adapte con mayor rapidez a los cambios vertiginosos que estamos viviendo y que comprometen la rentabilidad y la vida de nuestras empresas. Para eso es muy importante comprender cómo generar emocionalidades como la confianza, el respeto, el cuidado, la empatía.

El rol de un coach ontológico resulta fundamental para mostrar aquellas conversaciones que se están callando y propiciar en los equipos espacios de intercambio de ideas, crecimiento y aprendizaje en todos los niveles de la organización.

Indefectiblemente, comenzamos a trabajar en los mandos superiores: hoy un líder no es quien tiene la autoridad formal, sino quien inspira a sus colaboradores, invitando a participar de un proyecto en conjunto, con valores y propósitos en común. La compensación inmaterial más importante que ofrece un líder es que las personas encuentren sentido en su vida colaborando en un proyecto que les dé sentido, que las incluya y del cual realmente se sientan contenidos.

De esa manera, logra algo que no se puede comprar y lo que no se puede conseguir vía autoritarismo: que las personas de su equipo den todo su potencial por

que quieren, porque están motivadas, y no porque estén obligadas a hacerlo.

Así, nuestra organización toda comenzará a vivir los resultados, la productividad y la eficiencia con creces y desde otro lugar.

Otra mirada

En estos momentos donde sentimos que nos encontramos ante problemas nuevos y que no estamos pudiendo resolver, el coach ontológico puede aportar su mi- rada también en una sesión individual. Todas las personas somos observadores distintos, y a lo largo de nuestra historia, construimos creencias y juicios maestros que nos abren o cierran posibilidades en nuestra vida.

La sesión tiene como objetivo profundizar en el observador que está siendo el coachee, ofrecer una interpretación que le dé sentido y facilitar un nuevo aprendizaje que le permita abordar esos problemas con mayor efectividad.

Como explica Alicia Pizarro, formadora en la Escuela de Coaching de Rafael Echeverria (Newfield Consulting), en el dolor está la energía necesaria para cambiar. Y en general, un coachee se acerca a una sesión de coaching ontológico porque no está pudiendo con algo que le duele y quiere cambiar.

Hoy más que nunca creo que esta terrible pandemia que lamentablemente se está cobrando muchísimas vidas humanas y está trayendo tanto dolor en la humanidad entera, nos abre la gran posibilidad de parar, escuchar al prójimo, escucharnos, reflexi0nar sobre nuestros valores, nuestras prioridades y hacernos cargo de lo que nos duele, aprender y transformarnos.

También es una oportunidad para emocionarnos y recordar que los demás también son seres emocionales y, quizás desde allí, despertar aquella empatía que estuvo adormecida, sentir cómo me siento yo con la colaboración de los demás y acompañar más. Conectarme con mi fragilidad, mi vulnerabilidad y recordar que lo que me está sucediendo a mí seguramente le esté sucediendo a muchos más.

Y así, comenzar a vivir todos en un mundo donde haya más cuidado por el otro y del medio ambiente, más solidaridad, más colaboración, más trabajo en equipo, mejores resultados para todos. En definitiva, más plenas y felices.

Artículo publicado en el Periódico: La Voz del Interior, Córdoba

Por Marina G. Librizzi

Contadora Pública Nacional, Facultad de Ciencias Económicas, Universidad Nacional de Córdoba Coach Ontológico Empresarial certificada por Newfield Consulting, ECORE (Escuela de Coaching de Rafael Echeverría) Coach Ontológico certificada por FICOP (Federación Internacional de Coaching Ontológico Profesional) Postítulo en Coaching Ontológico otorgado por Universidad de San Sebastián. Curso en Negociación e Introductorio de Mediación Homologado por Res. 059/2011 DiMARC Ministerio de Justicia de la Pcia. De Córdoba. Participó de numerosos Diplomados, Talleres y Conferencias dictados por referentes en la materia, tales como Rafael Echeverria, Alicia Pizarro, Luis Carchack, Humberto Maturana, Ximena Dávila, Jim Selman, Julio Olalla, Elena Espinal, Fernando Flores, Roberto Pérez, entre otros. Actualmente: Codirectora en Sumiagro Córdoba S. A. Asesora y consultora de Empresas. Coach Ontológico Empresarial y facilitadora de procesos en organizaciones públicas y privadas. Coach en procesos y sesiones individuales. Disertante en Conferencias y Talleres de Coaching Ontológico, Formación de Equipos de Alto Desempeño y Liderazgo transformacional. Datos de contacto: + 54 9 351 6 455411/ marina_librizzi@yahoo.com.ar

Si eres egresado de la ECORE y deseas contar tu historia, escríbenos a: eureka@newfieldconsulting.com

Este artículo fue escrito por personal no perteneciente al área administrativa de Newfield Consulting ni de Eureka, por lo tanto no nos hacemos responsables de las opiniones y comentarios reflejados en el mismo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Necesitas coaching?

Mantente conectado