fbpx
Site Loader

A la naturaleza la gusta ocultarse, decía Heráclito. No entendemos bien a bien lo que ahora ocurre. Estamos poco a poco perdido las certezas que aún creíamos tener.

Ahora se ha perdido la normalización que nos solía acompañar. El estado de extrañamiento, me parece, pasa a ser la nueva normalidad. La percepción del tiempo nos ha cambiado. Ahora me parece como si conviviéramos con lo extraño todo el tiempo.

Ahora la salud parece ser un asunto político. El mercado se da cuenta de que no lo está pudiendo todo. Nos toca ir aceptando nuestras precariedades.

Revalidamos ahora la política y menos la metafísica. Es decir, la toma de acciones desde los estados para la generación de los panoramas que nos generen mayores posibilidades.

Nietzsche tomaba la idea de que el origen de la filosofía no solo se daba en el asombro, sino también en el horror. Tiene que ver con el darnos cuenta de que las cosas que nos ocurren podrían ser horrorosas (en fin último, la muerte). Las situaciones límites que nos hacen tomar consciencia de nuestra finitud (así como lo está haciendo el COVID-19). En el límite se termina la capacidad del ser humano para resolver lo que desee.

Pienso que nos hace falta ahora un poco de filosofía para reflexionar nuestras limitaciones. No sabemos a ciencia cierta hacia donde va esto. Con eso, se me presentan estos dilemas para filosofar ahora:

1. Cumplir con las restricciones y normas pero sin dejar de hacer filosofía. Eso, a mi, me permite estar en el centro y quizá me de opciones para aprender de esto y salir fortalecido; mejorado.

2. ¿Esto nos conecta hacia el futuro manteniendo un interés común?, o cuando acabe de esto, de acabar, ¿Soltaremos nuestro interés común y buscaremos nuestra normalidad perdida?

3. ¿Qué hacer con el tiempo? Ahora se nos interrumpe la linealidad de tiempo que organizaba nuestro cotidiano. He botado mi reloj. Ahora el tiempo Kairos lo veo ganar un espacio relevante al tiempo de Cronos.

4. No solo se cortaron los proyectos del año, sino que quizá se cortó mucho de nuestra capacidad proyectiva. ¿Cómo nos vemos en 3 o 6 o 12 meses?

5. ¿En que medida esto es ahora un nuevo enemigo para generar nuevas normas de disciplina social? ¿Que tanto la política que ahora se hace cargo de nuestro panorama económico y de salud se aprovechará de eso y ejercerá un abuso de poder?

Filosofemos.

Oscar Novoa González

Ingeniero en Sistemas Computacionales por la Universidad Tecnológica de México. Alta Dirección en Innovación y Tecnología por el IPADE. Coach Ontológico Empresarial por Newfield Consulting. Coach Ontológico Senior por Newfield Consulting.

Principales experiencias: Emprendiendo desde el año 2000 con foco en diseñar y comercializar soluciones para elevar la productividad empresarial en el entorno de trabajo moderno, a través de la generación de nuevos contextos de trabajo y de soluciones tecnológicas. Desde el 2014, Vicepresidente de Soluciones de Productividad Empresarial con Tecnología Microsoft en C3ntro Telecom. Presidente de la Asociación Internacional de Canales de Microsoft capítulo México para el periodo 2014-2015. Reconocido por Microsoft con más de 10 premios a nivel nacional, regional y mundial por las practicas alrededor de la colaboración y comunicación empresarial. Desde el 2020, Director de Transformación en C3ntro Telecom.

Este artículo fue escrito por personal no perteneciente al área administrativa de Newfield Consulting ni de Eureka, por lo tanto no nos hacemos responsables de las opiniones y comentarios reflejados en el mismo.

Lisette Hernandez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Necesitas coaching?

Mantente conectado

Inscríbete en nuestro Newsletter