fbpx
Site Loader

Sección de entrevistas a egresados de la ECORE:

Nuestros coaches por el mundo

Hoy les compartimos esta entrevista, conociendo a Constanza Bulacio, egresada del Magíster en Coaching ontológico de Newfield Consulting, con el objetivo de acercarnos a nuestros egresados para crear comunidad entre todos.

1.Cuéntanos un poco de ti.

Yo soy una argentina, rosarina más exactamente, con una familia chilena. Además viví en Brasil, en Belo Horizonte, durante cuatro años, cuando hice mi Master en Economía. De hecho, mi hija mayor nació allá. Siento que tengo tres nacionalidades y culturas. Tengo una linda familia, con mi marido y mis tres hijos, que son mis soles, y cinco hermanas y un hermano viviendo en distintas ciudades de Argentina, somos muy unidos.

2. ¿Cómo llegaste a Newfield Consulting?

Yo soy una apasionada por la lectura. Todo partió por un libro de Rafael Echeverría que compré en una Feria del Libro, le pregunté al vendedor cuál libro de Rafael me recomendaba, y me recomendó, para comenzar, la Ontología del Lenguaje. Me encantó, a partir de ahí comencé a comprar todos los libros de Rafael. TODOS. Y googleando encontré a Newfield Consulting, ví las formaciones que tenían, y aquí estoy.

3. ¿Qué te inspiró a escoger el tema de tu tesis?

El tema de mi tesis fue deviniendo. En el Programa Avanzado fui haciendo una recomposición de mi vida: de mi historia, de lo que yo me contaba, de lo que se contaba en la familia, de mi vida de niña, me conecté y redescubrí muchas experiencias bonitas e hice una relectura de mi infancia, me reencontré con lo más lindo de mi niñez, con la niña sabia que supo aprender a vivir en el contexto que le tocó.

Entonces, fui recorriendo el camino con una gran cesta donde pude ir recopilando, juntando y atesorando experiencias, cuentos, poemas, músicas. Miré lo que había sentido negativo en mi vida preguntándome qué aprendizaje de vida me había dejado y decidiendo qué podía hacer ahora con ese recuerdo, si lo guardaba en un cajón o si lo dejaba ir.

Investigué los fenómenos, buscando otras formas de observarlos. Me fui preguntando cómo viví mi vida en su momento, qué historia me contaba. Y también miré las distintas interpretaciones que fui dando a los mismos eventos en otros momentos de la vida.

Observé a los distintos actores intencionado mirar el bien, poniéndome en su lugar, investigando las creencias con las que convivieron en sus diferentes épocas.

Cuando llegué al comienzo de la tesis, tuve que podar un poco el trabajo, y continuar elaborando todo lo nuevo que estaba aprendiendo con el nuevo material que estaba recopilando. Después de otros títulos fue quedando al final: “Las posibilidades de resignificación de la vida en las distintas etapas de una persona”.

Te contaba que soy una apasionada por la lectura. De las citas y la bibliografía de los libros que voy leyendo voy sacando nuevos textos que me interesan. Y ahora con la posibilidad de que te lleguen a la casa, soy un “desastre”. Por cada libro que leo compro 2 o 3 más, y por cada curso que hago, compro 3 o 4 libros. Entonces, mi mesa de luz tiene unos 15 libros apilados. Y no exagero, en este momento estoy haciendo seguimiento a 10 libros que me tienen que llegar. Y ahora que estoy hablando de esto me viene la curiosidad y quiero contar cuantos libros me he comprado este año, ¡he comprado 45 libros por internet!! Y la grandísima mayoría tiene algún punto de contacto con alguien de Newfield. Algunos recomendados por Rafael (Arendt, Damasio, Ekman, Goleman, Dee Hock, Foucalt, Lowen), otros por Alicia (Taleb, Muriel Barbery, Rumi, Zygmunt Bauman, Cyrulnik), los que recomendó Sandra Cárcamo en la charla sobre feminismo (Derridá, Adela Cortina, Judith Butler) y en los cursos de extensión, los libros sobre agilidad de Lean Startup e Innovación, Abundancia de Kotler y Diamandis, y Organizaciones Exponenciales que recomendó Walter Abrigó, Teoría U y el futuro emergente de Otto Scharmer, que recomendó Laura Pastorini, con la visión oriental de Byung Chul Han y Thich Nhat Hanh, Roland Barthes que recomendó David Viñuales en el curso de Fotología y Deb Dana, con la Teoría Polivagal que me recomendaron la Tere Castillo y Nicolás Hurtado. Leer y escuchar música son lejos mis mayores entretenciones. Y voy remarcando los libros con lo que me llama la atención, voy rayando todo.

Incorporé también en la tesis varios libros que ya había leído y me influenciaron mucho: Rosa Montero, Clarissa Pinkola Estés, Patricia May, Viktor Frankl, Marc Augé, Claudio Naranjo, Vinka Jackson y Julio Cortázar, a quien amo, con la Conservación de los recuerdos, de la Historia de cronopios y de famas.

Fui integrando los descubrimientos que me hacían sentido y entonces, en algún momento hice un corte y tuve que poner un punto final a la tesis. Me di cuenta de algo obvio: que la resignificación continúa toda la vida, y que tenía que hacer un corte con el trabajo. Yo hubiese seguido por años reescribiendo, arreglando, reinterpretando.

En la presentación de la tesis agregué la resignificación del duelo, que descubrí al leer a Elisabeth Kübler-Ross, que es la autora que nos recomendaron en la charla sobre el duelo de Conversar para Transformar. Para mí fue un gran descubrimiento poder encontrar algo positivo de la muerte de mi hermana Valeria, mi yunta, que falleció hace diez años y que es una espina clavada en mi corazón.

Una de las ideas con las que termino en la tesis es la posibilidad de hacer una relectura en clave solidaria tanto de las historias personales como de la historia de la humanidad. Ahí comienzo por Piotr Kropotkin, que fue un autor que me marcó en mi adolescencia, con su interpretación biológica mirando el apoyo mutuo dentro de las especies en lugar de la competencia darwiniana. Y lo relaciono con Harari, que también habla de la posibilidad de urdir mitos comunes como fortaleza fundamental del sapiens con relación al neardental, los avances de la neurociencia con el análisis de las neuronas espejo; y la teoría polivagal y el uso de las estrategias de compromiso social del sistema vagal ventral. Entonces, me parece interesante pensar que la estrategia de sobrevivencia está más cerca de ser la solidaridad que la competencia. Sobre todo ahora, en épocas de pandemia, intencionar la mirada hacia la solidaridad humana y con el entorno, para crear un futuro mejor para todas y todos.

4. ¿Qué influencia ha tenido este proceso en tu vida?

El paso por Newfield Consulting ha sido de la mayor relevancia en mi vida. Hay un antes y un después. Los aprendizajes que he tenido y los que vislumbro tendré en el futuro, son el resultado del encuentro con personas maravillosas que he tenido la suerte de encontrar y la inteligencia para saber disfrutar y aprovechar.

5. ¿Qué planes y proyectos tienes ahora?

Sigo haciendo mil cosas. Siento que la pandemia me abrió muchas posibilidades de acceder a charlas y cursos que antes eran presenciales o estaban dirigidas para otros públicos.

No me resulta tan fácil vivir en este mundo tan abundante. Tengo más a la mano estrategias de sobrevivencia en la escasez. Entonces, en este momento quisiera hacerlo todo, y cuando volví al trabajo presencial tuve que recortar una cantidad de actividades que había comenzado y ahora ya no eran posibles.

En este momento estoy participando en actividades como voluntaria haciendo coaching, y mi vida se divide entre el coaching, el trabajo permanente, mis hobbies y mis cursos y charlas, además de hijos, familia y amigos. Canto en un coro, bailo flamenco y me encanta conocer a tanta gente diversa en los cursos on line.

Sigo en contacto con mis amigos y compañeros de las dos comunidades que he tenido en Newfield, en el ABC y el AVZ, no nos vemos tanto como quisiéramos pero sabemos que estamos ahí y contamos con nosotros, que si alguno pide ayuda ahí estamos.

¿Qué planes tengo? Disfrutar y acoger lo que la vida me quiera regalar, seguir aprendiendo de cada momento, de cada experiencia y cada persona que encuentro. Hacer mi aporte para que nuestro mundo sea más amable, alegre, solidario y justo, para todas las personas, animales y seres que nos acompañan en nuestro querido planeta y nuestro universo.

Agradezco de todo corazón a cada una de las personas de la red de Newfield, de las que conozco y las invisibles, las que están atrás de los procesos para que esto sea posible.

¡Eternamente agradecida!

Constanza Bulacio

Constanza María Bulacio, Licenciada en Economía por la Universidad Nacional de Rosario, Argentina y Master en Economía por la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil, se vino a vivir a Chile cuando se casó a los 23 años con su actual marido, teólogo. Madre de tres hijos ya profesionales: Sofía es ingeniera comercial, Santiago es biólogo ambiental y Bethania es socióloga. Ha trabajado toda la vida, desde la enseñanza media, en las más ddiversas ocupaciones. En Chile, trabajó 22 años en diversas entidades públicas: estuvo a cargo del Departamento de Administración y Finanzas del Servicio Nacional de Menores, fue Jefa de Gabinete de dos Subsecretarias de Hacienda, ganó un concurso de Alta Dirección Pública para Directora de la Unidad Administradora de los Tribunales Tributarios e implementó los 12 primeros tribunales tributarios y aduaneros en Chile. En la actualidad, desde hace 8 años está a cargo de la Gerencia de Administración y Finanzas de los Colegios Dunalastair. Desde el año 2017 comenzó a aventurarse en el camino del Coaching Ontológico en la ECORE y a partir de ahí comienza otra historia de vida. Es ceramista de gres en el Taller Villaseca, baila flamenco en la Escuela La Tríada y es contralto del Coro Quechorus.

Si eres egresado de la ECORE y deseas contar tu historia, escríbenos a: eureka@newfieldconsulting.com

Este artículo fue escrito por personal no perteneciente al área administrativa de Newfield Consulting ni de Eureka, por lo tanto no nos hacemos responsables de las opiniones y comentarios reflejados en el mismo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Necesitas coaching?

Mantente conectado