fbpx
Site Loader

La educación superior en Chile experimenta importantes desafíos relacionados con la calidad de la educación y los procesos de acreditación, el financiamiento estudiantil, la actualización e innovación docente, la retención de estudiantes, entre otros. El coaching puede aportar desde diversos focos otorgando valiosos procesos de crecimiento personal, profesional e institucional.

La inserción del coaching a las universidades es relativamente novedosa dependiendo del lugar donde se integre. Es un aporte valioso para el crecimiento personal y profesional cuando forma parte de un apoyo integral estudiantil o docente ya que permite ampliar los recursos y experimentar aprendizajes transformadores en las personas.

Juicios sobre el coaching

El mundo de la academia es particularmente crítico frente a disciplinas “emergentes”. Las universidades se han constituido como lugares válidos en la facilitación de aprendizajes de la mano del método científico y siglos de investigación con modelos y recetas de cómo hacer las cosas. Las certezas son importantes. La declaración de “no sé” se percibe con recelo entre los académicos.

Uno de los grandes desafíos, en esta línea, es el desconocimiento. Hay personas que entienden el coaching como un apéndice de la psicología positiva; como algo parecido al entrenador que alienta a sus estudiantes, como actividades de team building, o un orientador emocional. Dado que existen diversas escuelas formadoras de coaching (europea, norteamericana y ontológica), y además entre ellas hay diversas orientaciones y matices que aporta cada facilitador, la confusión y el sesgo profesional para cada caso han formado una serie de supuestos respecto de las funciones que cumple la figura de un coach al interior de la academia.

Competencias del coach

En mi opinión, es importante conocer el lenguaje de la universidad, comprender la lógica de la gestión educativa, y los paradigmas relacionados con el aprendizaje y la enseñanza. Comprender aspectos formales y relacionales que tejen el rubro de la educación para entender con más antecedentes sus alcances y matices (comprender desde dónde habla, desde dónde se moviliza).

Es fundamental observar a la universidad como un coachee vivo: indagar en sus pensamientos, en su lógica y estructura, aprender de sus líderes, observar sus movimientos, recorrer sus espacios, conocer sus comodidades o incomodidades;  sus dolores y alegrías, recuerdos, miedos… Ver a la universidad como un observador que reacciona en su contexto.

Los estudiantes son el corazón de la universidad. Si los estudiantes laten fuerte el cuerpo docente se mueve agitado, vitalizado y con más oxígeno. Si los estudiantes enferman los distintos órganos de la universidad lo resienten. El coach debe aprender de los estudiantes: las generaciones son dinámicas, susceptibles al medio, y sabias en su existir.

Inserción del coaching en la universidad

Otro de los desafíos importantes que enfrentamos como coaches es la habilitación de confianza entre las personas que hacen universidad (estudiantes, académicos, equipo de gestión). Con ellos/as es posible articular un programa de acompañamiento masivo, grupal o individual.

Su inserción puede ser al interior del aula (docente coach) o afuera de las salas de clases como parte de un acompañamiento integral estudiantil (tutor coach). También puede estar dirigido al cuerpo académico para ampliar el rango de acción en su ejercicio docente o acompañando al equipo de gestión (directores, coordinadores…) fortaleciendo las dinámicas al interior de los equipos para alcanzar sus metas como institución (coach de líderes o equipos).

Indistintamente de la persona, o el lugar, el coaching es una disciplina transversal, que acompaña procesos personales, grupales y organizacionales. Facilita alcanzar metas, y desarrolla significativos aprendizajes para quienes lo experimentan.

3 focos de intervención:

Hace algunos años me he vinculado a la Universidad Santo Tomás en su sede Santiago, donde se ha implementado el coaching en distintos momentos, espacios y personas. A continuación, se explica de manera general parte de este trabajo.

Coaching dirigido al equipo de gestión

Se ha implementado un trabajo de acompañamiento en la lógica del "coaching de equipos", con base ontológica y con herramientas del coaching sistémico. Cada proceso ha sido levantado por sus líderes motivando a sus equipos a participar de una intervención de aprendizaje laboral y colaborativo.

Actualmente se está iniciando un proceso de coaching con un equipo de personas que presta apoyo no académico a estudiantes, personas que admiro y conozco hace un par de años. El foco de la intervención es "fortalecer las relaciones laborales", construyendo un vínculo emocional más cercano al interior del equipo con el propósito de facilitar el flujo en la coordinación de acciones que favorezcan la experiencia estudiantil.

Coaching dirigido a estudiantes

La universidad cuenta con un acompañamiento en competencias académicas y genéricas como un servicio permanente diseñado para apoyar de forma integral al estudiante.

El entrenamiento en competencias genéricas, se desarrolla mediante tutorías, con sesiones de "coaching individual" y también en sesiones de "coaching grupal". Además, se realizan una serie de talleres facilitados por un coach donde se desarrollan diversas habilidades fundamentales para el oportuno progreso académico y laboral.

El coaching dirigido a estudiantes requiere de una plasticidad particular ya que debe atender una gran diversidad de carreras y niveles formativos. Para ello es fundamental contar con una amplia maleta de recursos como coach, y formación permanente.

A partir de este semestre, tengo la oportunidad de facilitar la asignatura: "Coaching, desarrollo personal y profesional" donde se abordan una serie de competencias transversales para fortalecer el "ser profesional" de estudiantes que comienzan su última etapa académica, previo a sus prácticas profesionales finales.

Coaching dirigido a académicos

Hace un par de años la universidad solicitó diseñar una actividad dirigida a profesores que necesitan mejorar su relación con estudiantes, un espacio para potenciar sus competencias genéricas. La oferta, en ese entonces, fue: implementar un taller para fortalecer el “ser docente” desarrollando competencias ontológicas de liderazgo el interior del aula. Hoy en día este taller se dicta en su 4ª versión el próximo periodo estival.

Junto a lo anterior, se ha llevado a cabo diversos procesos de “coaching de vida” y “coaching ejecutivo” en académicos de diferentes carreras como parte del acompañamiento a su labor docente.

La transformación es inevitable

El rubro de la educación superior es, en esencia, dinámico. Aun teniendo procesos bastante cíclicos, las universidades pretenden dar respuesta a las preguntas elementales de toda sociedad; y en este ejercicio se ve obligada a evolucionar inevitablemente y diseñar nuevas maneras de pensar y de accionar. La transformación ocurre siempre, el cambio de observador es inevitable para su existir.

Los quiebres universitarios no son ajenos a lo que el contexto experimenta. Vivimos en una sociedad fragmentada desde diferentes puntos de vista, con necesidades humanas importantes. Buscamos la forma de reconectar con nuestro ser, aprendiendo de él, volviendo a nosotros mismos, mirándonos al espejo para construir un nuevo discurso que sea lo suficientemente cercano a lo que queremos ser.

Mis tres grandes aprendizajes como coach…

– El coraje de llevar el coaching a diversos espacios de la universidad. La valentía de defender sus fundamentos y el coraje de perseverar intentándolo.

– La humildad. Sentirme pequeño frente a este gran desafío. Dejar ir día a día el ego personal, y también soltar el ego del resto.

– La confianza. Saber que las personas son sabias y capaces de resolver en conjunto las cosas. Confianza en mí para emprender esta tarea. Y principalmente confianza en la capacidad transformadora del coaching.

Victor Hugo Lara

Coach Ontológico.

Coach Corporal.

Coach Sistémico de Equipos.

Magíster en Educación Superior.

Profesional dedicado al desarrollo de habilidades transversales en contextos de educativos y organizacionales.

Actualmente acompañando y facilitando procesos de cambio en personas e instituciones, charlas y talleres, coaching de vida y organizacional, docencia y gestión universitaria.

Equipo Eureka

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Mantente conectado

Inscríbete en nuestro Newsletter

X